ADVERTENCIA

CADA ENTRADA INICIA CON EL TÍTULO DEL TEXTO Y EL NOMBRE DEL AUTOR.

miércoles, 26 de diciembre de 2007

LA PROBLEMÁTICA DE LOS MÉTODOS DE ENSEÑANZA ANTE UN MUNDO CAMBIANTE

LA PROBLEMÁTICA DE LOS MÉTODOS DE ENSEÑANZA ANTE UN MUNDO CAMBIANTE Entrevista al Doctor Ulises Montoya Alberti * JUAN JOSÉ BLOSSIERS MAZZINI ** SYLVIA CALDERÓN GARCÍA ***
* Actual Decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Abogado con impresionante ejercicio profesional en diversas áreas del Derecho. Funcionario de la Comisión Interamericana de Arbitraje Comercia. Presidente del Comité de Derecho Comercial, Banca y Bolsa de la Federación Interamericana de Abogados. Arbitro. Profesor Principal de Conciliación y Arbitraje y de Derecho Comercial de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.
** Abogado. Post grado en Pedagogía Universitaria. Profesor de Derecho Bancario. Miembro de la Comisión Consultiva de Derecho Bancario y de Seguros del Colegio de Abogados de Lima. Premio a la Mejor Publicación de la Interamerican Bar Association - Washington.
*** Abogada en ejercicio. Miembro de las Comisión Consultiva y de Estudio de Derecho Administrativo y Derecho Informático y de las Telecomunicaciones del CAL. Miembro de la Federación Interamericana de Abogados FIA., Premio a la mejor publicación otorgado por la Interamerican Bar Association (Washington). Analista en Comercio Exterior Adex. Colaboradora de la Revista Jurídica del Perú.
RJP: En qué situación ha encontrado la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos?
UMA: Bueno, aquí hay varios problemas que es conveniente considerar.
En primer lugar el aspecto de carácter económico. En esta facultad tenemos que generar recursos propios para poder mantener la infraestructura, y parte del personal e incluso pagos a los profesores, algunas bonificaciones por concepto de grados, algunos profesores contratados que tenemos; entonces se requiere generar recursos, ya que los recursos que nos transfieren vía tesoro publico o sea por el presupuesto de la República son bastante exiguos y no nos alcanzan para poder mantener una infraestructura adecuada.
En segundo lugar tenemos también el aspecto de carácter académico, creo conveniente que se debe establecer la carrera docente y esto empieza con la ayudantía de cátedra, es decir, los alumnos de los últimos años son asistentes de los profesores con la finalidad que se despierte una vocación por la enseñanza y por la investigación y que el día de mañana podamos contarlos para acceder a la plana docente. Esta carrera indudablemente tiene pasos, una suerte de jerarquía: los jefes de práctica, los auxiliares y los profesores. Entonces consideramos que es necesario ir yendo paso a paso. Durante estos meses que estoy como decano de la facultad ya se ha sacado a concurso la ayudantía de cátedra y el próximo año lo estaremos haciendo con los jefes de practica y con algunos cursos que requieren de auxiliares.
Por otro lado, también se requiere que los que vayan a ser los profesores tengan una capacitación y esto nos lleva a contemplar la posibilidad de hacer convenios con otras universidades y buscar recursos para que profesores jóvenes puedan salir al extranjero y tengan los medios suficientes para poder estar estudiando uno o dos años y después regresar a enseñar a la facultad. Naturalmente que esto es un programa no de un año, sino de varios años que podrían ser de cuatro o cinco. Estudiar en el extranjero maestrías o doctorados con el compromiso de regresar y continuar enseñando en la universidad.
Y luego tenemos que ver el aspecto correspondiente al cambio de método de enseñanza, lo que planeamos en este ámbito es hacer unos materiales de enseñanza que se les pueda dar a los estudiantes para poder realizar conjuntamente con las instrucciones de los profesores los estudios que le permitan profundizar en determinada materia, pero esto también pasa por un factor de carácter económico, ese es uno de los problemas y las preocupaciones que tenemos, si bien el tesoro público nos da una partida en general no es suficiente, debemos generar recursos propios que nos permitan desarrollar esta nueva forma de enseñar y de formación de los futuros profesores. Creo que este es un aspecto importante que por el momento tratamos de llevar a cabo.
Por otro lado en lo que se refiere al plan de estudios estamos pensando en una modificación de la currícula. Siempre al abogado se le ha visto como un abogado de tribunales, queremos que se le vea también como otras alternativas. Acá tenemos que dar una orientación y una formación básica al abogado, pero a la vez establecer a través de incentivos, las posibilidades de que el mismo alumno que termina la carrera sea capaz de establecer cuáles serían los cursos que él llevaría para efectos de tener una mejor formación dentro de una determinada disciplina jurídica. De tal modo que si alguno quiere dedicarse al Derecho Comercial por ejemplo, tenemos los cursos de Contabilidad I y Contabilidad II; el curso de Costos lo tendríamos en el aspecto concerniente al Derecho Empresarial, además de los cursos de Comercial integrados dentro de los cursos de naturaleza básica; cursos de sociedades más específicos. Pero este alumno, con el correr de los años puede llevar los cursos que al final le den un porcentaje más o menos significativo de la currícula que le ha permitido capacitarse y profundizar dentro de una determinada rama del Derecho, igual que en el caso del Derecho Civil y del Derecho Penal, entonces la idea también es llevar la enseñanza del Derecho hacia ese campo, es decir tener también un sistema que si bien es cierto tenga una formación básica, que sea el mismo alumno a través de los cursos electivos el que determine en qué es en lo que se va ha especializar, dándole la opción al alumno de profundizar los conocimientos que desee dentro de determinado campo.
RJP: Dentro de un nivel macro, ¿Qué opina usted sobre la enseñanza del Derecho en el Perú, considerando la diversidad de Facultades de Derecho que existen hoy en día?
UMA: Yo creo que deben haber ciertos parámetros, ésta es una de las preocupaciones que también tenemos. Creo que sería conveniente que nos reunamos los decanos representantes de las diversas facultades de Derecho, para tratar también de establecer una currícula básica. Yo creo que es necesario dar ciertas pautas. Yo recuerdo que hace muchísimos años cuando era estudiante, habían reuniones de este tipo que ahora planteo, éstas eran una especie de "Junta de Decanos" donde asistían los representantes de las Facultades y se trataban temas referentes a la currícula, a la enseñanza, etc. Recuerdo haber asistido cuando era estudiante y dirigente estudiantil en el año 1961 o 1962 al Cuzco cuando allí se celebró una "Convención de Facultades de Derecho" donde ya hablábamos de aspectos correspondientes a la problemática de la enseñanza en las Facultades de Derecho a nivel nacional, creo que esto sería necesario retomarlo hoy en día que estamos ante un mundo cambiante, estamos ante nuevas disciplinas que han surgido, estamos ante lo que hoy día llaman Derecho Contemporáneo, entonces es necesario abordar esos temas y por tanto a mí me parece que es necesario tener una reunión en la cual podamos tratar los aspectos que son de importancia referentes a la forma de la currícula básica de la Facultad de Derecho, los métodos de enseñanza. No olvidemos que el abogado es un elemento muy importante de nuestra sociedad, hay abogados que cubren diversos campos y el abogado tiene que colaborar en la búsqueda de la justicia por tanto es necesario darle una formación adecuada al abogado que tenga cierto nivel, cierta calidad en la enseñanza. Los que hoy día estamos involucrados y abocados a la enseñanza en las Facultades podamos tener una reunión en la cual intercambiemos ideas sobre ciertas pautas o parámetros y reunirnos en forma periódica, es decir tener Convenciones cada cierto tiempo.
RJP: ¿Cuáles serían estas pautas básicas o parámetros sobre los cuales nos está comentando?
UMA: Bueno, lo importante sería la calidad de la enseñanza y las materias que debían abordarse en la enseñanza, o sea las materias básicas que debían ser materia de estudio en las diversas Facultades de Derecho. Esto no significa limitar a las facultades en su autonomía, creo yo que en esto somos muy respetuosos, de lo que se trata es de tener un intercambio de ideas.
RJP: Dentro de esta perspectiva, ¿Cuál va a ser el nuevo tipo de enseñanza ético — legal en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos?
UMA: Yo creo que en realidad es importante la formación ética del profesional, no nos olvidemos que el abogado es el colaborador del juez en la búsqueda de la justicia, el abogado pues debe decir la verdad y no decir verdades a medias como muchas veces ocurre, a veces no revelan toda la verdad y mantiene ases bajo la manga para ir sacándolos en ultimo momento y de esa manera tratar de obtener una ventaja. Yo considero que es necesario formar al abogado desde el punto de vista ético, y para esto es que hay que incidir sobre este aspecto. No nos olvidemos que una de las crisis por las que estamos pasando es precisamente la crisis de valores éticos. Si hubiésemos tenido valores bien cimentados lo que estamos viviendo no lo hubiéramos vivido en la magnitud que estamos viendo. Es necesario pues una formación y darle un soporte importante, preparación y formación de carácter ético.
RJP: ¿Cuál es el perfil del estudiante de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos?
UMA: En realidad primero tenemos una educación que es en forma masiva que es otro de los puntos que a mí me parece que debiéramos revisar. Yo creo que las aulas y la enseñanza no deben tener más de 50 ó 60 personas. Nuestras aulas son aulas para más de cien personas o 150 alumnos. Todos estos conceptos nos llevan a tener que revisar el perfil del estudiante. Y tendríamos que crear una reingeniería o una reestructuración de la Facultad. Por otro lado creo que es conveniente también revisar y modernizar los métodos, hoy día con las ayudas audiovisuales, es necesario que el profesor las utilice e instalarlas en el aula. Debemos ir hacia ese campo, hoy día las clases son más de carácter expositivo para despertar en los alumnos una capacidad crítica frente a la enseñanza o frente a los conocimientos que se están impartiendo.
RJP: ¿Cómo se realiza la investigación jurídica en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos?
UMA: Acá hay todo un movimiento importante, en particular se están creando talleres, para el alumno que tiene el anhelo de seguir profundizando sus conocimientos se crean talleres con un profesor que los patrocina y es digamos su consejero. El alumno, en base a las pautas que le da el profesor, realiza investigaciones sobre puntos concretos e inclusive buscan a otros profesores de la especialidad para que impartan charlas y profundizar sus conocimientos. Por otro lado hemos creado y establecido un premio a la investigación de carácter anual en categoría tanto de profesores como de alumnos con la finalidad de incentivar la investigación jurídica de alumnos y profesores.
Por otro lado hay publicaciones donde el estudiante tiene algunos espacios dentro de la revista para poder publicar la investigación que está desarrollando, esto dentro de la revista de la Facultad de Derecho que tiene una circulación de carácter semestral con dos números publicados por cada año. La revista de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas tiene una existencia ininterrumpida desde 1940 en que se inicia, yo he sido director por algunos años antes de ser decano y la revista ha tenido continuidad en su publicación.
RJP: En la actualidad se le está dando una importancia significativa a la conciliación. La Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos tiene pensado entrar en el terreno de la capacitación en la conciliación?
UMA: Nosotros actualmente tenemos un centro de formación y capacitación de conciliadores que funciona en la Unidad de Postgrado, donde he sido director hasta hace poco. Es un centro con gran demanda. Siempre existe una demanda mayor de la capacidad que tenemos, o sea tenemos un buen sitial en el mercado. Pero por otro lado tenemos la perspectiva de tener un centro de conciliación. Existen ya cuatro promociones de conciliadores egresados de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos a través del centro de capacitación de la Unidad de Postgrado.
RJP: ¿Cuáles son las relaciones a nivel internacional que tiene pensado la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos?
UMA: En realidad pensamos firmar convenios con otras Facultades de Derecho que nos permita un intercambio tanto de profesores como de alumnos, incluso pueda servir para que los profesores puedan tener pasantías en otras universidades y que otras universidades extranjeras puedan hacer lo mismo aquí. Ya hemos comenzado con algunos contactos preliminares y creo que a fin de año podríamos tener convenios con varias Facultades del mundo, de América y de Europa de acuerdo a los objetivos que he señalado.
RJP: ¿Qué distingue al abogado egresado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos?
UMA: Yo creo que en general el abogado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos es una persona que tiene una preparación principalmente en aspectos correspondientes a lo que es materia civil, penal, procesal, laboral y comercial; ese podría ser el perfil del abogado que egresa de San Marcos.
RJP: ¿Qué reflexiones le suscitan la existencia masiva de abogados?
UMA: Siempre ha sido un problema, no es de hoy día, cuando yo era estudiante se decía que habían más abogados de lo que requería la sociedad, pues siempre se ha hablado de un exceso de abogados frente a una demanda. Yo creo que lo importante es dar una formación adecuada, o sea hay que ver la forma y los mecanismos para que los abogados puedan tener una educación adecuada. Nosotros tenemos un número límite, el promedio de los últimos años es 300 alumnos por año, en ese sentido somos conscientes que no tenemos mayor capacidad para poder dar una educación legal a mayor número de postulantes en Derecho. Entonces no es necesario que existan vacantes sino que el alumno tenga una nota mínima y esto es importante; así el alumno debe tener una nota mínima aprobatoria con el objeto de cuidar la calidad de la enseñanza y la calidad del estudiante. El alumno que tiene un puntaje mayor a la nota mínima aprobatoria ingresará y el que tiene un puntaje menor aunque existan vacantes yo creo que no le correspondería ingresar.
RJP: Hay una corriente de reciente data que propugna la reducción de la carrera de Derecho a sólo 5 años de estudios, ¿Qué opinión le merece?
UMA: A mí me parece que el abogado debe tener una formación humanista, esto es importante. Cuando yo estudié Derecho eran 7 años y teníamos 2 años de letras en que te enseñaban cultura general, hoy día es 1 año. Por eso el abogado debe tener una formación humanista, en ese año podemos despertar inquietudes para estudiar los cursos. Aquí en San Marcos la carrera dura 6 años. Cada uno tiene sus ópticas y sus puntos de vista, pero mi opinión es que el abogado tiene que ser humanista por su misma naturaleza, por los estudios que realiza. Una formación humanista previa a la enseñanza del Derecho y a la formación de abogado por que su profesión está vinculada a la justicia.
RJP: ¿Los abogados egresan con una especialización?
UMA: En lo que concierne a la especialización hay que tomarlo con cierta cautela. En realidad cuando el abogado egresa realmente sale a buscar dónde puede trabajar, al final la vida va a determinar cuál va a ser su especialización y no porque estudió tal especialización va a trabajar en ese campo, por lo tanto hay que darle una formación básica y luego estudiar ciertos cursos que tengan una línea consecuente en determinada materia, creo que esto es conveniente, pero no significa que él se va a desempeñar en ese campo.
RJP: Existe un Proyecto de Acreditación en la Asamblea Nacional de Rectores para clasificar a las Facultades de Derecho con el fin de establecer prioridades, ¿Qué comentario le merece?
UMA: Yo creo que es importante la calidad de la enseñanza. La enseñanza tampoco podemos verla desde un punto de vista mercantil, de crear una academia, crear una universidad sin medios, sin recursos, sin buenos profesores. Es necesario que alguien determine ciertas pautas y cierta vigilancia de estas universidades y universidades en general. Que cumplan ciertos requisitos básicos, como el tener una buena biblioteca, que quienes desempeñan los cargos de autoridades cumplan con lo establecido por la Ley Universitaria. No se trata de que por ser una universidad privada se va a poner como decano a alguien que no cumpla con los requisitos mínimos; entonces a mí me parece que debe haber una acreditación, la mejor forma es que entre nosotros mismos veamos una forma de acreditación.
Hay algunas personas que sostienen "el mercado se encarga" y lógicamente el mercado determinará si la universidad es mala o no, si es una universidad de cierto ranking o no; pero igualmente siempre van ha haber personas que vayan por el facilismo. Acá lo que tenemos que hacer es luchar contra el facilismo.
RJP: Finalmente ... ¿Algo que desearía agregar?
UMA: Yo quiero felicitarlos por la Revista Jurídica del Perú, es una labor bastante importante, los trabajos que he visto son trabajos de bastante calidad. Es una revista que está saliendo con regularidad y por su distribución está llegando a amplios sectores de la colectividad en razón incluso que es una revista que se acompaña al Compendio de Legislación Peruana Normas Legales, yo creo que es todo un esfuerzo importante y creo que ha sido un acierto que la revista se distribuya separando la legislación de la parte doctrinal. Hoy día es una revista muy bien presentada, muy bien diseñada, con linda presentación, muy bien diagramada; realmente es una revista de colección.