ADVERTENCIA

CADA ENTRADA INICIA CON EL TÍTULO DEL TEXTO Y EL NOMBRE DEL AUTOR.

sábado, 29 de diciembre de 2007

LA BOLSA DE PRODUCTOS


LA BOLSA DE PRODUCTOS MARTIN BELAUNDE MOREYRA * PERU
* Decano del Ilustre Colegio de Abogados de Lima.
SUMARIO: 1. Introducción.- 2. Antecedentes Históricos de las Bolsas de Productos.- 3. Descripción Sumaria de las Principales Bolsas del Mundo.- 4. Comentarios generales.
1. Introducción
El Comité Gestor de la Bolsa de Productos ha tenido éxito inicial al haber logrado convencer a no menos de 28 empresas e individuos para formar la citada institución. Este trabajo se encuentra en vías de materializarse y la acogida recibida permite ver el futuro del proyecto con cauto optimismo. En la presente tesina se ha tratado de analizar todos los aspectos relevantes de una bolsa de productos. Se ha hecho una descripción muy somera de las principales bolsas del mundo desde una óptica tanto histórica como geográfica y con mención de los productos transados. Asimismo se han analizado las operaciones y contratos mas importantes, en particular las transacciones a futuro y las opciones, examinando sus aspectos relevantes desde un punto de vista jurídico y económico.
También se ha estudiado a los agentes de mercado, con particular incidencia en quienes efectúan coberturas y operaciones especulativas. Dentro de ese contexto igualmente se ha pasado revista a los mecanismos bursátiles fundamentales, tales como las cámaras de compensación, las cámaras arbitrales, los márgenes de variación, los límites de precio y los entes reguladores. Asimismo se ha pasado revista a las anomalías históricas mas importantes I incluyendo la crisis de la plata de 1979 y el juicio seguido por Minpeco contra los hermanos Hunt, proceso que terminó con la victoria judicial de dicha empresa estatal, así como las pérdidas experimentadas en los últimos años por Codelco y Sumitomo en el mercado de futuros.
Estos casos nos dan una clara idea de que las bolsas de productos pueden ser un instrumento muy útil pero también pueden prestarse a manipulaciones y conductas irresponsables que lamentablemente han conducido a gigantescas pérdidas. La experiencia reciente señala que las empresas que actúan en las bolsas de productos y de futuros deben ejercer una supervisión muy estrecha sobre los ejecutivos encargados de realizar las operaciones. De lo contrario pueden darse con sorpresas muy desagradables. En el aspecto estrictamente legal se ha examinado la legislación vigente del Perú (Ley No.26361 y su reglamentación) dictada expresamente para posibilitar la creación de una bolsa de productos. Se trata, por lo tanto, de una inducción deliberada a fin de posibilitar el establecimiento de un mercado de productos inexistente en el Perú y respecto del cual, en términos generales, los peruanos tienen poca o ninguna.
Con esos antecedentes, ¿por qué organizar una bolsa de productos en el Perú? De acuerdo a los folletos de divulgación preparados por la CONASEV, la bolsa de productos es un recinto físico donde acuden corredores que representan a vendedores y compradores, en el que además de ser un lugar para la compra y la venta de productos, se brinda los siguientes servicios: 1) Información de precios; 2) Información de mercados; 3) Información de normas de calidad; 4) Reglamentos del mercado; 5) Garantía de cumplimiento de contratos, 6) Servicios de arbitraje; y 7) Liquidación de contratos. La bolsa, por consiguiente, pretende organizar el mercado, hacerlo transparente, fijar condiciones uniformes de calidad y lograr una concurrencia masiva de agentes económicos que den liquidez al sistema y que permita a los productores tener una salida adecuada para su producción y a los consumidores una forma confiable para asegurar su abastecimiento.
En particular las bolsas pretenden que la libre concurrencia en el mercado establezca precios representativos para los productos transados y, de esa manera, se defiendan los intereses fundamentales de todos los agentes económicos, tanto en el lado de la producción como del consumo. De igual manera la bolsa de productos puede generar la prestación de servicios colaterales de almacenamiento de productos, supervisión de calidad de los mismos y financiamiento para las operaciones bursátiles, en especial para las transacciones a futuro. En torno a la bolsa de productos puede desarrollarse toda una constelación de actividades económicas conexas. Eso explica el interés existente en su establecimiento.
No cabe duda que las bolsas ofrecen todas las ventajas anteriormente descritas y por eso se han establecido en muchos lugares del mundo. Sin embargo cabría hacer la siguiente observación: las bolsas nacieron en una forma virtualmente espontánea, la reglamentación legal vino después. Las bolsas de productos nacieron porque las fuerzas de la producción y del consumo condujeron a su establecimiento, porque había indiscutiblemente una necesidad insatisfecha. ¿Se dan esas condiciones en el Perú? Cabría contestar que en efecto se dan las necesidades que pueden ser satisfechas por la bolsa de productos. La interrogante reside en determinar si en el Perú habrá el suficiente volumen para asegurar el éxito de los contratos que se transen. Las bolsas requieren de volumen, liquidez y también de volatilidad.
Las fluctuaciones de los precios animan a los agentes a participar en las bolsas, precisamente para asegurarse un precio conveniente que los proteja de los altibajos del mercado. Si los precios son regulados administrativamente las bolsas carecen de espacio de acción. Por lo tanto es indispensable que exista plena libertad de comercio como pre requisito para el éxito de la bolsa de productos. Esta condición se da en e] Perú pero debe añadirse que es un requisito necesario mas no suficiente para el éxito del proyecto.
En atención a todo lo anterior el autor sostiene la hipótesis que es realista pensar que la bolsa tenga éxito pero en un nivel local y limitado. Esta hipótesis se sustenta también en el deseo que el proyecto culmine satisfactoriamente por los beneficios que puede ocasionar a la economía peruana al generar un instrumento eficiente de mercado. La bolsa de productos impulsará la producción, promoverá la calidad y la uniformización de productos y dará certeza a las transacciones dentro de un ambiente de seguridad jurídica al alcance de todos. En atención a todas estas razones se trata de un proyecto plausible y que está justificado intentar su establecimiento en el Perú. Esperemos, por lo tanto, que la hipótesis del éxito se convierta en realidad.
2. Antecedentes históricos de las bolsas de productos
¿Cómo y por qué nacieron las bolsas de productos? El origen más antiguo de la bolsa de productos se remonta al siglo XVIII en el Japón, concretamente en el puerto de Osaka para el comercio del arroz (Nota Técnica, Bolsa de Productos, Riesgo y Transparencia, Publicación de MC&F, Año I, No.9, Junio de 1996). Sin embargo en el ámbito occidental las bolsas de productos nacen coetáneamente en los Estados Unidos e Inglaterra a mediados del siglo pasado, en ciudades tan distantes como Chicago y Londres. Debe señalarse asimismo que las bolsas de productos tienen un origen posterior a las bolsas de valores las cuales comienzan, también en el mundo anglo-sajón, a fines del siglo XVIII para luego extenderse al continente europeo, particularmente en París y otras capitales del continente.
Conforme a la Enciclopedia Británica las bolsas de productos no deben ser confundidas con los mercados de productos. Estos últimos negocian una determinada cantidad de un producto específico para ser entregada físicamente en forma inmediata o en un plazo diferido. En las bolsas de productos se negocian contratos para entrega inmediata o futura. No obstante tratándose de contratos a futuro éstos rara vez se cumplen con una entrega física del producto, sino mas bien con la compra de un contrato en sentido inverso, asumiéndose una ganancia o una pérdida de acuerdo a las variaciones de precio experimentadas entre la fecha de la operación y la fecha de su liquidación (Encyclopaedia Britannica, Volumen 6, p. 155, 1963, U.S.A.).
En las bolsas se presenta una clara diferenciación entre las operaciones físicas y las operaciones a futuro propiamente dichas que se liquidan mediante la toma de una posición en sentido contrario, aunque las primeras no están excluídas y de hecho se efectúan con alguna frecuencia. Para ello las bolsas clasifican las calidades y cantidades de los productos a negociar estableciéndose un patrón o standard que es el negociado en bolsa y que igualmente es conservado o depositado en los almacenes autorizados para ese efecto por la respectiva bolsa. Así fue como nacieron las bolsas más importantes en Chicago, Nueva York y Londres, nacimiento que tuvo mucho que ver con el tipo de producto y el volumen
.de producción así como de consumo local asociado al mismo.
3. Descripción sumaria de las principales bolsas del mundo
Chicago: En la actualidad existen cuatro bolsas de productos en dicha ciudad. La más antigua y renombrada es la Chicago Board of Trade -CBOT -que surgió a mediados del siglo pasado y que ha transado preferentemente productos agropecuarios. Este mercado adquirió impulso después de la Guerra de Secesión entre el Norte y el Sur (1861-1865), basado en el desarrollo exponencial de la producción agro pecuaria del medio oeste de los Estados Unidos, cuyo principal punto de acopio se localizó precisamente en la ciudad de Chicago. La posición geográfica de Chicago, ubicada en el extremo meridional del lago Michigan y nudo de un centro ferroviario que se proyecta hacia las cosas este y oeste de los Estados Unidos así como a la cuenca del Mississipi, contribuyó decisivamente a su desarrollo. A lo que debe agregarse que también se convirtió en un gran centro de almacenamiento de productos agrícolas. Entonces comenzó la práctica de vender las cosechas por adelantado con el objeto de fijar un precio que se consideraba atractivo. Para ese efecto hubo necesidad de establecer calidades homogéneas de productos intercambiables entre sí, que pudieran venderse a futuro mediante la simple suscripción y transferencia de contratos pre-determinados.
Los productores se acostumbraron a vender sus cosechas a un determinado plazo asegurando un precio. Por su parte los consumidores hicieron lo mismo comprando a futuro .para también fijar un precio que se consideraba satisfactorio. Las ventas a futuro fueron denominadas "posiciones cortas" ("short positions") y las compras a futuro "posiciones largas" ("long positions"), porque en el primer caso el vendedor estaba generalmente "corto" al no disponer aún del producto a ser vendido mientras que el comprador permanecía "largo" al haber asumido un compromiso de adquisición que aún no se había materializado. De las compras y ventas físicas pronto se pasó a las operaciones de "cobertura" (hedges) con el objeto de cubrir tanto a los vendedores como compradores de las fluctuaciones de los precios. En un corto tiempo este tipo de operaciones alcanzaron una gran popularidad y por cierto recibieron un enjuiciamiento severo de ciertas autoridades y políticos que las consideraban como una forma más o menos disimulada de juego.
Es dable señalar que ese punto de vista se ha repetido con frecuencia a lo largo del tiempo y en muchas latitudes, como parte del enfrentamiento entre la economía productiva de bienes y servicios tangibles y la economía especulativa del comercio y de las finanzas. Así se ha afirmado y se afirma todavía que ciertos sectores privilegiados lograban ganancias billonarias con simples pases y movidas de mercado, a costa por cierto del bolsillo de productores y consumidores y en última instancia de la sufrida masa trabajadora. Dejando el lado el aspecto emotivo de estas quejas, debe admitirse que algún fundamento de verdad tienen y que representan una posición que ha sido muchas veces asumida por sectores mayoritarios de la opinión pública en numerosos países del mundo, tanto desarrollados como subdesarrollados. El Chicago Board of Trade conserva su posición de liderazgo y en la actualidad sigue siendo la bolsa de productos más importante del mundo, no sólo especializada en productos agropecuarios e incluso metálicos, sino también en operaciones de carácter exclusivamente financiero como el mercado de opciones y de otros mercados de activos derivados (derivatives). La segunda bolsa de productos más importante del mundo, significativamente ubicada en la misma ciudad, es la Chicago Mercantile Exchange que "monopoliza los mercados de ganado en vivo y congelado y dispone de una división financiera denominada International Monetary Market (IMM)". Según el catedrático español Luis Costa Ran, a quien corresponde la anterior cita, estas dos bolsas controlan "cerca del 80% del volumen de actividad de los mercados de futuros americanos y cerca de la mitad de las transacciones mundiales" (Bolsa de Productos: Evidencia Empírica, Luis Costa Ran, Conferencia Universidad de Lima, Facultad de Economía, dictada el 24/9/96).
En Chicago también operan la MidAmerica Commodity Exchange (MACE) que negocia futuros de oro, plata y platino así como futuros y opciones de trigo y la Chicago Rice and Cotton Exchange (CRCE), filial de la anterior. En la clasificación mundial de bolsas asimismo debe considerarse a la Chicago Board Options Exchange (ocupa el tercer lugar en la clasificación), aunque no sea propiamente una bolsa de productos, sino como su nombre lo indica de operaciones financieras. De lo que puede fácilmente desprenderse que la ciudad de Chicago ha sido en el pasado y sigue siendo en la actualidad la capital de los mercados de futuros (El Manejo del Riesgo en los Mercados de Cornmodities, Introducción al Uso de Futuros y Opciones, p. 138, IDEM 10, Roberto Urrunaga PF, Lima, Perú, 1994).
Nueva York: En dicha ciudad operan las siguientes bolsas de productos: i) La New York Mercantile Exchange (NYMEX), cuarta en la clasificación mundial de bolsas; ii) la New York Commodity Exchange (COMEX), fundada en 1933, séptima en la clasificación mundial y especializada en transacciones de metales, que en 1994 se fusionó con la NYMEX y que ahora bajo su nueva estructura corporativa también transa petróleo y metales preciosos, rivalizando con la CBOT; iii) el New York Cotton Exchange , dedicada al algodón y al zumo de naranja concentrado y congelado; y iv) el New York Coffee and Sugar Exchange, que como su nombre señala negocia café, azúcar y además cacao. Estas bolsas se han asociado para funcionar en un solo gran local ubicado en el World Trade Center y conocido como el Cornmodities Exchange Center (CEC). En el renglón de productos Nueva York se ubica en la segunda posición mundial pisando los talones a Chicago, si bien la supera en el rubro de los metales, respecto de los cuales compite reñidamente con Londres (Bolsa de Productos: Evidencia Empírica, Conferencia citada, 24/9/96).
Londres: Tradicionalmente el centro bursátil mas antiguo y en algunos aspectos de más solera, ha cedido posiciones ante el avance de las grandes bolsas norteamericanas. Sin embargo conserva importancia en el campo de las materias primas, particularmente en los metales básicos y en los metales preciosos. Recientemente se ha creado una nueva bolsa denominada London Futures and Options Exchange, también conocida como London FOX, que asumió las antiguas operaciones del Baltic Exchange. En el London FOX actualmente se transan "a viva voz" café, cacao, fletes marítimos, papas, granos (trigo y cebada), carne de cerdo y de cordero y harina de soya. Igualmente transa por la "vía electrónica" azúcar blanca, azúcar morena y café arábigo. En Londres también opera el International Petroleoum Exchange (IPE) que transa futuros de gasoil y del petróleo crudo producido en el Mar del Norte calidad Brent desde los años 80 (Bolsa de Productos: Evidencia Empírica, ~ Luis Costa Ran, Conferencia citada, 24/9/96).
Con respecto a los metales existe el London Metal Exchange (LME), fundada en 1876 y que negocia cobre, aluminio, niquel, plomo, zinc y plata en condiciones "spot" (entrega inmediata) ya futuro. También era el principal mercado mundial de estaño, pero la crisis que se desató en ese producto en Octubre de 1985, por el incumplimiento de los compromisos a futuro del Consejo Internacional del Estaño, la obligó a suspender las transacciones en ese metal (hoy restablecidas para futuros). Esta crisis estuvo apunto de ocasionar la quiebra de los más importantes brokers que operaban dentro del LME en condiciones de principal a principal. Para remediar esta situación se introdujo un sistema de cámara de compensación que hoy día es operado por la Intemational Cornmodities Clearing -House (ICCH). La minería peruana utiliza preferentemente al LME y al COMEX para sus operaciones de cobertura. Esta práctica fue iniciada por Minpeco (Minero Perú Comercial) a fines de los años setenta y luego continuada por los productores privados en forma individual. La Bolsa de Metales de Londres (LME) continúa ejerciendo un liderazgo mundial en las operaciones de futuros de cobre. En Londres también hay un importante mercado de metales preciosos, conocido como London Bullion Brokers, pero que no está organizado como bolsa.
Otros mercados bursátiles: En los Estados Unidos tenemos varios: el Kansas City Board of Trade (KCBOT) especializada en trigo e indices bursátiles y el Minneapolis Grain Exchange (MGE), igualmente dedicada a productos agropecuarios. En el Canadá operan, entre otros, el Winnipeg Comrnodity Exchange (WCE) asimismo especializada en la gama de futuros de productos agropecuarios y el Toronto Futures Exchange. En América Latina las bolsas más importantes son las de Sao Paulo y Buenos Aires. En Sao Paulo existen dos bolsas: la Bolsa Brasileira de Futuros (financiera y metales preciosos) y la Bolsa Mercantil & de Futuros (contratos de futuro y opciones, oro, productos agropecuarios, tasas de interés y de cambio).
En Buenos Aires existe una Bolsa de Cereales, muy antigua porque su fundación data de 1854. En la actualidad negocia una vasta gama de productos agrícolas (Cereales, semillas oleaginosas, miel, productos y subproductos de la industria molinera así como productos y subproductos de la industria aceitera). Sus operaciones se realizan al contado (entrega inmediata) ya término (futuros). En Colombia existe la Bolsa Nacional Agropecuaria organizada en 1979 con aportes mixtos del sector estatal y del sector privado y que opera en el mercado "spot" y de "futuros" de productos agropecuarios tal como su nombre lo señala (Bolsa de Productos, CONASEV, Lima, Perú, pp. 16-18,1996).
En Europa sólo existen dos bolsas dedicadas a la negociación de contratos de futuros y de opciones en materias primas agrarias. Estas son la Bolsa de Comercio de Amsterdam, muy activa en cerdo vivo y papas y el Mercado a Término Internacional de Francia -MATIF- que negocia azúcar, cacao y café y que ocupa el sexto lugar en las bolsas de productos del mundo. En España recientemente se ha establecido un contrato de naranja fresca en la Bolsa de Valencia así como de un contrato de ganado porcino vivo en Barcelona. (Bolsa de Productos: Evidencia Empírica, Conferencia citada). Debe destacarse que en el sector de los metales la única bolsa europea es la de Londres (LME), aunque en Frankfurt (Alemania) y Zurich (Suiza) se transan metales preciosos en sumas muy apreciables. Sin embargo las transacciones en esas dos ciudades son extra bursátiles.
En el Asia existen varias bolsas que han cobrado impulso en las últimas dos décadas. En la región deben mencionarse a la Tokyo Commodity Exchange que transa futuros de oro, platino y plata, a la Singapore Monetary Exchange con un contrato de futuros de oro, a la Kuala Lumpur (Malasia) Commodity Exchange dedicada a negociar contratos de futuro de estaño y finalmente a la Hong Kong Futures Exchange donde se cotiza un contrato de futuros de oro. En la República Popular China, no obstante su régimen comunista, se ha organizado la Shenzhen Metal Exchange que cotiza exclusivamente contratos de futuros de metales básicos (cobre, plomo, zinc, aluminio, antimonio, estaño, níquel y magnesio). A pesar de su muy reciente organización (1992) esta bolsa es la tercera en importancia mundial en el campo de los metales básicos, después del LME y NYMEX/ COMEX (El Manejo del Riesgo en el Mercado de Commodities, pp. 145/147, Op. Cit. IDEM, Roberto Urrunaga P.F., Lima, Perú, 1994) .
4. Comentarios generales
¿Qué conclusión podemos sacar de esta muy sumaria descripción de las principales bolsas de productos del mundo? En primer lugar que hasta fines de los años setenta el grueso del volumen de las transacciones estuvo concentrada en los Estados Unidos e Inglaterra. Recién a partir de la década del ochenta toman impulso las bolsas asiáticas no obstante de que el Japón ya se había convertido en la segunda potencia económica del mundo capitalista. Esta tendencia ha tomado más cuerpo en los últimos años, no sólo en el Asia sino también en la Europa continental y en América Latina, donde existe una larga tradición bursátil para productos agropecuarios en Argentina y Brasil pero de irradiación fundamentalmente doméstica. No cabe duda de que estamos experimentando a nivel mundial un fenómeno de descentralización de los mercados bursátiles de productos, que en alguna forma podrá afectar a los centros establecidos.
Existe también un mercado inexplorado en lo que fue Europa Oriental (Polonia, Hungría, Rumanía, Bulgaria, República Checa, Eslovaquia, la ex Yugoslavia) y definitivamente Rusia, un gigante dormido en la producción de toda clase de materias primas agropecuarias, mineras y petroleras. En esas regiones del mundo debe ocurrir un importante desarrollo de los mercados bursátiles, tal como se ha experimentado en la República Popular China. En opinión del autor de estas líneas en los próximos años podremos apreciar esa tendencia. Algunas bolsas americanas, como la CBOT, están apostando en ese sentido al ofrecer su asesoramiento y participación en la creación de nuevas bolsas. Así lo manifestó claramente Luis Costa Ran en el simposio sobre Bolsa de Productos organizado por la Universidad de Lima en Septiembre de 1996.
¿Cual es la tercera conclusión que podemos sacar? En su interesante estudio sobre el mercado de commodities Roberto Urrunaga (Op. Cit. p. 137, IDEM, Lima, Perú, 1994) señala que hasta principios de los años setenta solo existían en los Estados Unidos alrededor de 25 contratos a futuro de productos almacenables y no aImacenables (que comenzaron a transarse en los años sesenta), la mayoría de ellos agrícolas y metálicos. Sin embargo a partir de la década del ochenta se introducen contratos a futuros de monedas convertibles. El primero de estos contratos se puso en vigencia en 1981 por la Chicago Mercantile Exchange para luego extenderse a otras bolsas. Un años más tarde la Kansas City Board of Trade (KCBOT) introdujo un contrato de índices financieros susceptibles de ser aplicados a cualquier valor medible a través de un índice, lo que permitía una gran combinación de productos y valores (Op. Cit. 137).
Y finalmente, también en la década del ochenta, surgen los contratos de opciones de futuros, primero en Estados Unidos y seguidamente en Europa donde adquieren gran popularidad. Puede apreciarse que el mercado de productos se ha espiritualizado o desmaterializado, comprendiendo una gran variedad de transacciones de carácter netamente financiero y especulativo. Lo que en algunas circunstancias originó graves pérdidas como fue el caso de Codelco en 1994 y Sumitomo en un período muy dilatado de tiempo, pero recién hecho público a principios de 1996. Tenemos en consecuencia un panorama mundial variable y dinámico cuya orientación puede originar sorpresas agradables y desagradables.

1 comentario:

farmagro dijo...

En que fuente actualizada puedo encontrar las 20 bolsas de productos mas importantes del mundo.